Así se ve la sofocante ola de calor desde los satélites de la Tierra, según la NASA

Con zonas coloreadas en negro y rojo se muestran los lugares que han sufrido temperaturas mayores a los 40 grados centígrados

El clima a nuestro alrededor está cambiando más rápido de lo previsto. Desde tormentas más frecuentes y extremas hasta olas de calor sin precedentes, estamos sintiendo los impactos del calentamiento global ocasionado por el hombre.

Pero todavía tenemos tiempo de cambiar el rumbo. Podemos evitar los impactos más graves del cambio climático si limitamos el calentamiento a 1.5°C (2.7°F), según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas.

El mundo ya está 1°C (1.8°F) más caliente de lo que estaba entre 1850 y 1900, la época preindustrial. Y aunque no hay duda de que limitar el calentamiento a 1.5°C será difícil, tampoco hay duda de que tenemos la tecnología necesaria para hacerlo, y de que valdrá la pena.

En 2015, 196 países firmaron un extenso y único plan que pretende evitar que el calentamiento global sobrepase 2°C (3.6°F), o incluso 1.5°C. El Acuerdo de París se basa en décadas de trabajo generado gradualmente por parte de la comunidad internacional para combatir el cambio climático y adaptarse a sus impactos. Los líderes de todo el mundo deben trabajar juntos para eliminar la emisión de carbono, el cual atrapa calor, para el año 2050, incluso, idealmente, para el 2040. Pero para lograrlo necesitan fortalecer sus compromisos para eliminar las emisiones a través del tiempo.

Sin embargo el cambio climático no es un problema que los gobiernos puedan resolver por sí solos; también necesitan de la colaboración de los gobiernos locales y estatales, empresas y comunidades de las regiones. Además, necesitamos ayudar a las personas y la vida silvestre adaptarse a un planeta que se calienta rápidamente.

Si la temperatura global aumenta 1.5°C o hasta 2°C, esto es lo que está en riesgo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares