*El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo… (Adolfo Bécquer)

Por: Alejandro Baquero Salaquarda

Regresé a la tienda Mix Up que se ubica en el centro comercial Angelópolis en la ciudad de Puebla, para devolver mi última adquisición en vinilo: Jean – Michel Jarre, Equinoxe. Al parecer un defecto en la fabricación del disco hacía que, en el tema número cinco (el primero del lado B): Equinoxe V, no se lograra sostener la aguja de mi tornamesa, o para lo que fue el caso, la de cualquier otro tocadiscos en el que lo probamos.

Las agujas no paraban de brincar de un lugar a otro. Me ofrecieron cargarme en un cupón de regalo el total de mi compra para poder utilizarlo en otra ocasión o regresarme mi dinero. Decidí buscar qué otro disco podría encontrar en la tienda que me pudiera interesar. Así, llegué a descubrir un pequeño disco de 7” pulgadas y 45 rpm de Jimi Hendrix.

Como ésta nueva adquisición no cubría el total de mi compra se me ocurrió ojear los libros que descansaban en la estantería de su respectiva sección para ver si había alguno que acomodara en la transacción.

Observando las portadas de los libros me encontré con la fotografía de Gustavo Cerati y leí en grandes letras amarillas su apellido. Inmediatamente me vino a la mente mi amigo de la infancia Jacobo Bautista (www.jacobobautista.com). Jacobo actualmente escribe para las ediciones impresa y en línea de la revista Líderes Mexicanos y precisamente no tenía mucho tiempo que acababa de hacer una reseña en video, en donde platicaba de la lectura de la biografía de Cerati escrita por Juan Morris. Sin pensarlo más, tomé una copia y me dirigí a la caja con el libro y el pequeño disco de Hendrix bajo el brazo. 

Mientras esperaba en línea para cambiar mi cupón, miré en la última página y contemplé su número. ¿Cómo acomodar la vida de una persona en 350 páginas impresas? Una vida como la de Gustavo Cerati, que sin lugar a dudas, fue uno de los que ayudó a convertir al rock en español en una expresión y empresa de alcance internacional. Elegante, perfeccionista, con un ego al parecer bastante desarrollado. Figura importante de lo que se conociò como la primera ola del Rock En Tu Idioma.

El autor de la biografía, Juan Morris, es un escritor argentino que durante años ha trabajado para la revista Rolling Stone. Morris nos muestra a través de pasajes de lectura ligera y concreta, diferentes aspectos de la vida del artista bonarense. Este libro se enfoca en dos cosas principalmente: Las relaciones amorosas y el trabajo artístico de Gustavo que al parecer tenían una cierta convergencia. Los ensayos, las giras, los incansables vuelos por toda Latinoamérica y Estados Unidos. Las visitas a Europa y las experiencias que Cerati tuvo con los integrantes de su agrupación, con los amigos, los colegas; con grandes aristas e intérpretes del ámbito internacional como Roger Waters o Shakira. Toda la discografía de Soda Stereo y su carrera como solista. 

Morris nos narra también anécdotas familiares de Cerati: sus padres, sus hermanas, sus hijos… y finalmente su prolongada y trágica muerte ocasionada por un ACV (accidente cerebrovascular) después de su último concierto en Caracas, Venezuela.

Llegué a este libro quizás por casualidad. Escribo “quizás” porque creo que eventualmente lo habría buscado. Tal vez porque comparto la profesión que ejerció Gustavo Cerati en vida, o podrá ser la curiosidad por una persona en la que, sin lugar a dudas, reconozco un aporte a la música. Me da gusto verlo en la repisa de mi biblioteca.

 

Alejandro Baquero:compositor, guitarrista, baterista y docente poblano de amplia
trayectoria dentro del rock y la música. Conoce más de él y de su proyecto
Alex Diáloga:
https://www.alexdialoga.com/
http://www.alejandrobaquero.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares