Marvel y DC contra el cine tradicional: cómo los superhéroes se han comido el negocio del cine

0
Marvel y DC contra el cine tradicional: cómo los superhéroes se han comido el negocio del cine

Es la inevitable discusión cinéfila de los últimos años: ¿han acabado los superhéroes con el cine? Sus recursos narrativos clónicos y el rodillo estético que aplican Marvel y DC a todas las películas y que a veces les da un regusto de productos sin personalidad propia, concebidos en despachos, ha hecho saltar las alarmas de los autores tradicionales del medio. El primero en hablar sobre el tema fue Martin Scorsese, y sus palabras, más de dos años después, aún resuenan como una declaración de hostilidades tras las que había que escoger bando. Superproducciones friquis o cinefilia de toda la vida.

A Scorsese se sumaron rápidamente otros autores. Gente tan relevante como Denis Villeneuve o Ridley Scott han declarado, con más o menos matices, retractándose más o menos posteriormente, que el monstruo superheroico corre el riesgo de devorar un cine más pequeño, autoral e independiente. Cabe preguntarse si este enfrentamiento es puntual o se remonta al pasado, incluso antes de que los superhéroes reventaran las taquillas, y sobre todo, si realmente el cine de superhéroes ha destronado a cualquier otro tipo de películas. ¿Es cierto que Marvel ha devorado al medio?

Haciendo historia

Para responder a esas preguntas podemos acudir a las más o menos infalibles cifras de taquilla, y ver cuáles son las películas con más recaudación de la historia. Un rápido vistazo nos permitirá comprobar que entre las diez primeras, solo hay tres de superhéroes, y además las tres relacionadas entre sí: la primera ‘Vengadores’ y las dos últimas de la saga, ‘Infinity War‘ y ‘Endgame‘. 

PUESTO

TÍTULO

RECAUDACIÓN MUNDIAL

1

Avatar

$2,845,899,541

2

Vengadores: Endgame

$2,797,800,564

3

Titanic

$2,207,986,545

4

Star Wars Ep. VII: El despertar de la Fuerza

$2,064,615,817

5

Vengadores: Infinity War

$2,044,540,523

6

Jurassic World

$1,669,979,967

7

El Rey León

$1,654,367,425

8

Fast & Furious 7

$1,516,881,526

9

Los Vengadores

$1,515,100,211

10

Frozen II

$1,445,182,280

Entre las diez siguientes ya encontramos más presencia superheroica, pero no abrumadora: son cuatro películas, todas del MCU (y una quinta muy particular, no canónicamente superheroica, ‘Los Increíbles 2’). Destaca la recientísima llegada de ‘Spider-Man: No way Home’ al puesto 12, que posiblemente subirá en próximas semanas. Es decir, entre las veinte películas más taquilleras de la historia hay siete (u ocho) películas de superhéroes, y menos de la mitad en los diez primeros puestos.

PUESTO

TÍTULO

RECAUDACIÓN MUNDIAL

11

Avengers: La era de Ultrón

$1,395,316,979

12

Spider-Man: No Way Home

$1,390,307,821

13

Black Panther

$1,336,494,321

14

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2

$1,334,392,544

15

Star Wars: Los últimos jedi

$1,331,635,141

16

Jurassic World: El reino caído

$1,308,334,005

17

Frozen

$1,265,767,173

18

La Bella y la Bestia

$1,255,080,655

19

Los Increíbles 2

$1,242,805,359

20

Fast & Furious 8

$1,236,703,796

Es decir, la instantánea global no nos arroja un saldo mayoritario de películas de superhéroes, pero sí significativo: siete de las veinte más taquilleras de la historia son de superhéroes, es decir, algo menos de un tercio. Clasifiquemos desde otro punto de vista: por décadas. Revisando la lista de las 100 películas más taquilleras de la historia contabilizamos las décadas a las que pertenecen las películas más taquilleras del género.

DÉCADA

NÚMERO DE PELÍCULAS DE SUPERHÉROES (ENTRE LAS 100 MÁS TAQUILLERAS)

20

9

10

49

00

32

90

7

80

3

70

1

Es decir, podemos sentar unos momentos clave y unos hitos muy claros en cuanto a la consagración de los superhéroes como género del blockbuster por excelencia, hasta llegar a esas 49 películas de la década pasada.

  • En los setenta, está claro: Superman
  • En los ochenta, poca cosa hasta 1989, momento del estreno de ‘Batman’ de Tim Burton.
  • En los noventa, el eco de Batman, con las secuelas del propio Burton, las de Joel Schumacher y éxitos aislados como ‘Blade’ o ‘La Máscara’.
  • Con el cambio de siglo, llega el cine superheroico tal y como lo entendemos hoy. Es en esa década donde empieza a fraguarse el cambio, encabezado por los éxitos de la trilogía de Spider-Man de Raimi, las películas de los X-Men, las dos primeras entregas del Caballero Oscuro y el arranque del MCU, con ‘Iron Man’ en 2008. Además, éxitos aislados como ‘Hellboy’, ‘Watchmen’ y otras.
  • Finalmente, los 2010s, la década de la preeminencia superheroica: Marvel y DC a todo motor, y a diferencia de décadas pasadas, pocos blockbusters superheroicos de éxito a la sombra de las dos grandes, con la única excepción de las nuevas películas de las Tortugas Ninja o ‘Hero 6’, que no son películas de superhéroes al uso.

La que arranca en 2010 es sin duda la década donde se establece la preeminencia del género superheroico. Veámoslo con una muestra, la lista de las 20 más taquilleras de la década de los 2010:

PUESTO

TÍTULO

RECAUDACIÓN MUNDIAL

GÉNERO

1

Avengers: Endgame

$2,797,800,564

Superhéroes

2

Star Wars Ep. VII: El despertar de la fuerza

$2,064,615,817

Ciencia-ficción

3

Avengers: Infinity War

$2,044,540,523

Superhéroes

4

Jurassic World

$1,669,979,967

Acción/aventuras

5

El Rey León

$1,654,367,425

Familiar

6

Furious 7

$1,516,881,526

Acción/aventuras

7

Vengadores

$1,515,100,211

Superhéroes

8

Frozen II

$1,445,182,280

Familiar

9

Avengers: La era de Ultrón

$1,395,316,979

Superhéroes

10

Black Panther

$1,336,494,321

Superhéroes

11

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – P.2

$1,334,392,544

Acción/aventuras

12

Star Wars: Los últimos jedi

$1,331,635,141

Ciencia-ficción

13

Jurassic World: El reino caído

$1,308,334,005

Acción/aventuras

14

Frozen

$1,265,767,173

Familiar

15

La Bella y la Bestia

$1,255,080,655

Familiar

16

Los Increíbles 2

$1,242,805,359

Familiar

17

Fast & Furious 8

$1,236,703,796

Acción/aventuras

18

Iron Man 3

$1,215,392,272

Superhéroes

19

Minions

$1,159,631,140

Familiar

20

Capitán América: Civil War

$1,151,918,521

Superhéroes

Y en formato gráfico:

Captura De Pantalla 2021 12 13 A La S 13 43 21

Hay que darle la debida importancia a esta división: lo estricto que es el código temático y estético en el que se mueven las películas de superhéroes y, por el contrario, lo amplio y nutrido que son géneros como “ciencia-ficción”, “familiar” o “acción y aventuras”. Esa diferenciación nos ayudará a valorar en su justa medida hasta qué punto en la década pasada el impacto del cine de superhéroes fue importante e influyente.

Conclusiones: ¿han aniquilado los superhéroes el negocio del cine?

Hay un dato indiscutible, además perfectamente corroborable con las cifras en la mano: en la década pasada, los superhéroes fueron el género taquillero por excelencia. Hubo otros éxitos, por supuesto, pero ni ‘Fast & Furious 8’, ni ‘El despertar de la Fuerza’ ni el remake de ‘La Bella y la Bestia’, pese a ser piezas de franquicias muy comerciales y cuyos éxitos son perfectamente comprensibles, son fenómenos aislados. Las películas de superhéroes son -en gran medida y considerando las más exitosas, las de Marvel- un todo.

En efecto, la pertenencia de todas ellas a una narrativa común en el caso del MCU, que se continúa y retroalimenta entre sí, hace de las películas de superhéroes de la década pasada algo más que un puñado de éxitos. Es un fenómeno que ha intentado ser replicado por propios (la propia Disney con su reorientación -y agotamiento- de ‘Star Wars’) y extraños (Warner con DC, para abandonar su idea de un universo compartido después de la decepcionante ‘Liga de la Justicia‘ de Joss Whedon). Y ninguno de estos fenómenos aspiracionales con un éxito medianamente comparable en todas y cada una de sus piezas.

Sin embargo, y como hemos visto en innumerables ocasiones, los éxitos de esta envergadura pertenecen a tendencias cíclicas que a menudo se suceden en el tiempo en procesos de duración e impacto desigual. Los propios superhéroes no son ajenos a esos ciclos: en papel vivieron una era dorada en la primera mitad del siglo pasado que se esfumó cuando en los años cincuenta triunfaron los comics de terror. Y cuando las polémicas barrieron con estos últimos y se implantó un código de autocontrol de contenidos, los héroes enmascarados volvieron al papel y propiciaron la aparición de Marvel.

En el cine, igual: éxitos puntuales como ‘Superman’, la primera trilogía de Spider-Man o el arranque de la saga de los X-Men han generado innumerables imitadores, casi ninguno llegando a rozar el éxito de sus modelos. Ahora, el impacto del MCU no solo está en la temática superheroica, sino en la narrativa serial, que por ejemplo DC o incluso editoriales mucho más pequeñas como Valiant han intentado replicar sin éxito.

Es la constatación de que esas tendencias son cíclicas lo que nos permite matizar la cuestión de si el cine de superhéroes han aniquilado al resto de los géneros. La respuesta es que no, o al menos no del todo, y de hecho, ya hay ciertos detalles que hacen pensar que el fenómeno que hemos vivido durante casi una década podría estar empezando a amortiguarse. Por una parte, los resultados en taquilla de películas como ‘Eternals’, no desastrosos, pero sí indiscutiblemente por debajo de lo esperado.

Por otra, lo dubitativos que son los pasos de Marvel en nuevas direcciones: dos años después del estreno de ‘Endgame’, no está claro hacia dónde va a orientar las nuevas fases del MCU. El multiverso está flamantemente presentado en ‘Spider-Man: No Way Home‘, y también es obvio que la secuela de ‘Doctor Strange’ lo explorará, pero… ¿es ese el núcleo temático de las películas de superhéroes por venir? Desde luego, no es esencial para dilucidar el futuro de la industria, pero quizás sí una pequeña prueba de que Marvel, de momento, no quiere mostrar todas sus cartas, por planificación o por pura incapacidad para tomar un riesgo mayor.

También hay películas que hacen pensar que el género está lejos de disiparse en los gustos del público. ‘Spider-Man: No Way Home’ y sus apabullantes recaudaciones son la última prueba: aunque no todas las películas del MCU hayan brillado en taquilla, esta última, sumada a ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’, ‘Eternals’, ‘Black Widow’ y ‘Venom: habrá matanza’ suman un tercio de la taquilla: 1.350 millones de dólares en EE.UU., aproximadamente el 30% de los 4.450 totales.

El año pasado se estrenaron alrededor de 400 películas en los cines americanos, así que en 2021 sí que es significativa esta brecha entre superhéroes, que el año pasado creció con respecto al 18% de la taquilla norteamericana en 2018 (lo que viene reforzado por fracasos más o menos inesperados como ‘West Side Story’ de Steven Spielberg, ‘El callejón de las almas perdidas’ de Guillermo del Toro o ‘El último duelo’ de Ridley Scott fracasar). Pero aún estamos arrastrando los efectos de la pandemia: la gente no está volviendo al cine con normalidad, y aunque sí lo hace con películas-evento como ‘No Way Home’, la recuperación de las cifras pre-pandemia no se ha normalizado (sí en cifras absolutas, pero no en diversidad de propuestas de éxito).

El resto del cine no va a morir sofocado por el cine de superhéroes, pero es indiscutible que su impacto ha transformado la industria. Por ejemplo, con el éxito de una plataforma de streaming como Disney+, que claramente orienta buena parte de su estrategia a explotar los productos superheroicos, y pese a los altibajos de sus cifras, se presenta como un rival a la altura de las más veteranas Netflix y HBO Max. Y sus experimentos a la hora de explotar sus productos, con tarifas premium para los estrenos más recientes, están obligado a su competencia a mover ficha y están cambiando el panorama de la exhibición tradicional. Es solo un ejemplo de cómo el cine superheroico está transformando el medio más allá de éxitos puntuales.

Así que no, el cine tradicional no se muere (al menos no bajo la mano ejecutora de los superhéroes). Pero mientras el género más popular del momento siga paseando pasmosas cifras de recaudación pese a la caída post-pandemia de las recaudaciones, todo apunta a que, una década después de su preeminencia, van a seguir manteniendo una salud de hierro.

 

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares