“¡No hay sequía, hay saqueo!”: un pueblo se levanta en el ItzaPopo y exige a Danone respete su agua

0
“¡No hay sequía, hay saqueo!”: un pueblo se levanta en el ItzaPopo y exige a Danone respete su agua
Desde hace más de 20 años, la empresa filial de Danone se estableció en el municipio de Juan C. Bonilla; algunos pobladores acusan que se está robando el agua de la región.

Por Mitzi Púlido Tzompa/Periódico Central.- Sobre la carretera que va de Cholula a Huejotzingo se pueden apreciar unas lonas, colchones, macetas y una pequeña pirámide de piedras en cuyo centro descansa la imagen de la virgen de Guadalupe. Se trata del plantón de los pobladores del valle del IztaPopo que hoy cumple un mes exigiendo la salida de Bonafont de la región.

Justo el 21 de marzo pasado, pobladores que dicen ser de los municipios de Juan C. Bonilla —y sus juntas auxiliares como San Mateo Cuanala así como Zacatapec—, Domingo Arenas, Coronango, San Andrés Calpan, entre otros, y apoyados por la organización 28 de octubre, colocaron un campamento en la entrada de la empresa Bonafont de la multinacional Danone, que se ubica a 30 minutos de la ciudad de Puebla.

Desde ese momento, los trabajadores ya no pudieron entrar a las instalaciones: sus autos se quedaron adentro, la firma quedó parada, se prohibió la entrada a los empleados, personal del Gobierno, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y uno que otro fisgón que hace hasta lo imposible por saber qué esconde la empresa en su interior.

En las puertas de Bonafont y para impedir la vista de afuera hacia adentro, los pobladores colocaron unas tablas aunque no cubren por completo el zaguán, la puerta para acceder a las instalaciones es custodiada por una viejita que se la pasa lavando trastes y ropa en un lavadero que se montó en el acceso principal.

Para darle identidad a su movimiento, el grupo de vecinos que exige la salida de Bonafont pintó grafitis, murales, y colocó tendederos con lonas, mantas, cartulinas que dicen: “Los vecinos de la colonia apoyamos el movimiento ¡Fuera Bonafont!”, o “¡No hay sequía, hay saqueo!”, entre otras frases se pueden leer.

Bajo las carpas que instalaron los pobladores que no dicen a ciencia cierta de dónde son, hay casas de campaña, colchones, sillas, cobijas y ropa: “Estamos en una resistencia, no tenemos miedo, esto no es nada, estamos preparados para lo que venga. Se han perdido muchas cosas, y si sigue así se va a acabar el agua no solo de nuestro pueblo, también la de Cholula y la de Puebla”, expresó don José.

EL MOVIMIENTO CONTRA BONAFONT

Don José es una persona de estatura media, sobresale su prolongado estómago y oculta su cara tras un paliacate rojo. No dijo de qué pueblo es ni quiso dar mayor información sobre el movimiento que encabeza, solo se limitó a mencionar que ya varios medios de comunicación lo han entrevistado y no ha visto cambios. Quiere que se apersone el “dueño de Bonafont” y les dé la cara.

—¿Usted de qué población viene?— Se le preguntó.

—Venimos de poblaciones lejanas, de por allá— respondió señalando con la mano derecha hacia donde se ubica el volcán Popocatépetl.

La postura del señor es ambivalente: por momentos se torna amable y cálido, pero de pronto esa amabilidad se vuelve hostil: “No se pueden acercar a la puerta, está prohibido que se acerquen, no nos hacemos responsables si los compañeros les hacen algo”, señaló con voz tajante nada que ver con la primera impresión que dio.

Pese a la advertencia de don José, Central pudo asomarse por unos instantes al interior de la empresa y solo se puede observar desde afuera, los camiones repletos de garrafones, son centenares de ellos.

—Bueno, ya que no podemos acercarnos a la puerta de la empresa ¿Nos podría llevar a uno de los pozos que se están secando?

—No, si van a los pueblos también les puede pasar algo, les sugerimos que mejor se vayan.

—¿Es muy complicado llegar a algún pozo?

—En estos pueblos cada casa tiene su propio pozo.

—¿Y cómo se dan cuenta de que les están robando el agua?

—Nos damos cuenta cuando los pozos van bajando.

Autoridades se lavan las manos: “En época de sequía baja el nivel del agua, es normal”

Periódico Central  entrevistó en primera instancia al presidente auxiliar de Zacatepec, localidad de Juan C. Bonilla. El Alcalde subalterno se llama Maurilio Teutle quien refirió que la mayoría de los pozos ha bajado debido a la época de sequía, pero no quiso dar más información al respecto ya que la autoridad facultada para proporcionar datos del tema es el Ayuntamiento.

La presidencia Municipal de Juan C. Bonilla se ubica en la junta auxiliar de San Mateo, Cuanala. Al entrar a la comunidad se pudo corroborar que cada casa tiene su propio pozo. Es más, las Ciénegas y los hornos para hacer ladrillos, forman parte del paisaje rural de esta población. Durante el trayecto las nubes se van conjuntando con el humo que sale de las chimeneas de estos hornos.

Familias enteras se dedican a la fabricación de los ladrillos de forma artesanal, con los hornos hechos de ese mismo material y encendidos con leña. El pueblo pintoresco al igual que los otros de la región del IztaPopo tienen agua de sobra, por esa razón no es casualidad que Bonafont se haya instalado a la orilla de la carretera, justo en el municipio de Juan C. Bonilla.

Autoridades del Ayuntamiento se quisieron lavar las manos con el problema que aqueja a los “pobladores”: “No podemos dar información, es un tema muy grave que estamos revisando”, dijo un hombre que solo se identificó como secretario General del Ayuntamiento, pero no quiso revelar su nombre.

Sin embargo, coincidió con don José y con el Alcalde subalterno de Zacatepec, Maurilio Teutle, en el sentido de que en todas las poblaciones que se encuentran en el plantón tienen pozos en las viviendas, además también reforzó la teoría de que el nivel del agua baja en la época de sequía.

Al insistir en cuál es la gravedad del asunto, mencionó que “estamos investigando precisamente eso, la empresa dice que es una bodega y como no hemos podido entrar, no sabemos si en efecto es solo un almacén o están extrayendo el agua”.

Según el funcionario municipal, Bonafont se instaló desde hace más de 20 años en la localidad y desde que llegó a la población, cuenta con su propio pozo de agua, pero insistió en que el líquido solo es para uso doméstico: el baño, lavar los patios o lo que se requiera.

Insisto, no sabemos si solo es un almacén o hay instalaciones para sustraer el agua de los pobladores”.

Finalmente, reveló que tampoco es competencia del municipio revisar si Bonafont cuenta con concesiones para extraer y comercializar el vital líquido, ya que es facultad de Conagua y Semarnat.

Pero no extraña que esta empresa de origen francés se dedique a explotar los pozos del vital líquido, pues Raúl Pacheco Vega, profesor investigador titular de la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas, A. C. (CIDE), campus Región Centro, en su estudio denominado “Agua embotellada en México: de la privatización del suministro a la mercantilización de los recursos hídricos”, dijo que tres empresas concentran más del 80% del mercado de agua embotellada en México.

La empresa francesa Danone a la que pertenece Bonafont y las compañías estadounidenses Coca-Cola y PepsiCo capturan 82 por ciento de las ventas de agua embotellada en México, con un valor de más de 10 mil millones de dólares.

De acuerdo con dicha fuente, Bonafont, de Danone, es el líder en la batalla por el dominio del mercado del agua embotellada en México, al recaudar 38 por ciento de los ingresos que genera esta industria en el país, siguiéndole Ciel de Coca-Cola con 25 por ciento, y e-pura de PepsiCo con un 19 por ciento.

POBLADORES DEL VALLE ITZAPOPO PIDERON APOYO DE AMBULANTES

En entrevista con Central, Quetzali Sarabia, integrante de la organización Unión Popular De Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 De Octubre”, comentó que algunos colonos de Zacatepec decidieron hacerles la invitación a los miembros de la UPVA para que los apoyaran en la protesta y en la difusión del conflicto a través de redes sociales, entrevistas y lonas.

Los estamos apoyando porque van con nuestros ideales: la vida digna y el respeto a los derechos humanos, apoyamos a los campesinos. Lo más importante es que aprendamos a valorar, pues va a llegar un punto en donde los poblanos comenzaremos a padecer del agua”, dijo la líder de esta agrupación.

Asimismo, señaló que dentro de la protesta y petición de “sacar” a Bonafont de la comunidad, hay más de 12 organizaciones como: Colonos de Zacatepec, Normales Rurales, la 28 octubre, etc.

Agregó que esta es una acción coordinada entre varias organizaciones “hermanas”, pero aseguró que no todos los pobladores están dentro o son parte de una de dichas organizaciones, pero ante la contaminación del agua y el saqueo del líquido, han decidido apoyar para que la empresa no siga “empobreciendo” al pueblo, pues es una comunidad que se dedica a la cosecha.

SIN RESPUESTA DE BONAFONT

Periódico Central llamó al área de Comunicación Social de la empresa y el recepcionista pidió un momento para consultar sí podrían acceder a una entrevista, pero después de unos minutos dijo que se debía solicitar a través de un mensaje de correo electrónico y que todo el proceso debería estar documentado en el mismo.

Hasta el momento de este reportaje, la multinacional no ha contestado dicho correo.

Leave a Reply

Name
Name*
Email
Email *
Website
Website

Shares